El Amaranto: un “Súper Alimento” de México

El amaranto es uno de los cultivos más antiguos de Mesoamerica, y estaba en el mismo nivel de importancia del cultivo del frijol y el maíz. Al igual que la Quinoa (otro cereal considerado súper alimento originario de Sudamérica), el Amaranto fue elegido por la NASA para alimentar a los astronautas por su alto valor nutritivo.

La forma más popular de consumirlo en México es en el dulce típico llamado “Alegría”, el cual consiste en pegar el grano del amaranto con miel de abeja o piloncillo principalmente.

Si tienen tantos siglos en nuestra cultura, ¿por qué ahora se vuelve tan popular? ¿moda? Puede ser que con el boom de los super foods o super alimentos al fin estemos dando el valor que se merece a un cereal mexicano que tuvimos todo el tiempo a la mano, incluso en cada semáforo y a un bajo costo.

Hablando de nutrición, el Amaranto es uno de los cereales que aporta una mayor cantidad y calidad de proteína, por lo que puede ser aprovechado por personas veganas, vegetarianas, niños, embarazadas o por aquellos que por alguna enfermedad no pueden consumir proteínas de origen animal. Es rico en Calcio que ayuda a mantener nuestros huesos sanos y prevenir osteoporosis, además de Hierro, Fosforo y Magnesio, minerales que te ayudan a mantener el buen funcionamiento del organismo. Nos aporta fibra que sirve para tener una buena digestión, así como ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares y regular la glucosa en sangre.

Una buena noticia para los Celiacos o con alguna intolerancia al Gluten: El amaranto NO contiene Gluten

Lo puedes encontrar como dulce (Alegría), en polvo para atole, harinas o en grano suelto. Deberás moderar la cantidad si lo consumes con miel de abeja, piloncillo o chocolate, y si eliges el grano suelto agrégalo en licuados, smoothies, ensaladas de frutas o verduras.

Fuente: Asociación Mexicana del Amaranto (s/f) http://www.amaranto.com.mx/salud/propiedades/propiedades.htm

Imagen: Pinterest

29 visualizaciones0 comentarios